Este dispositivo permite  medir fácilmente el nivel de saturación  un lecho de carbón activo.

El indicador está construido con un tubo transparente en cuyo interior hay un granulado especial. Este granulado es de un color púrpura brillante cuando es nuevo, pero cambia a marrón cuando detecta contaminantes (SH2).  
Cuando el granulado ha cambiado completamente a marrón puede asumirse que el carbón que  está por debajo de la situación del indicador está agotado.
Pueden instalarse varios indicadores a lo largo del lecho, de esta manera se conoce el estado de saturación del carbón a distintos niveles y se puede prever su sustitución.