por Bioconservacion Junio 21st, 2016 0 comentarios

Granulados Filtrantes: Formas y Procesos de Producción

La forma del granulado filtrante y el proceso de fabricación afecta directamente a la capacidad de adsorción del propio granulado y por consiguiente la eficiencia de filtración.

Los granulados filtrantes en forma de pellet (cilindro) no favorecen una compactación tan alta como los granulados esféricos, de forma que el paso del flujo de aire resulta más fácil, evitando los pasos preferenciales, suponiendo menor pérdida de carga. En aplicaciones de poscosecha, sobre todo en los filtros de transporte , esta diferenciación resulta muy ventajosa.

Por otra parte los granulados filtrantes en forma de pellet, es que tienen mayor superficie de contacto, por lo que se favorece la  interacción  entre el principio activo y el aire a tratar, de forma que se optimiza la capacidad de adsorción del granulado.

Otro factor a tener en cuenta, al margen de la forma del granulado, es el proceso de fabricación del mismo, en el caso de la impregnación, el principio activo queda solo en la superficie del pellet (independiente de la forma, pellet o esfera), mientras que si el granulado es extrusado, el principio activo queda homogéneo en la estructura, tanto en la superficie como en el interior del granulado. Este hecho hace que no sólo haya mayor cantidad de principio activo sino que éste este uniformemente distribuido en toda la estructura del pellet, superficie e interior, consiguiendo mejores capacidades de adsorción.

Puedes descargar la infografía, haciendo click en la imagen.