por Bioconservacion Julio 19th, 2017 0 comentarios

 

Es bien conocido que el etileno es una hormona vegetal responsable de los procesos de estrés en las plantas, así como la maduración de los frutos, además de la senescencia de hojas y flores y de la abscisión del fruto.

Una de las formas frecuentes de preservar la flor cortada durante su almacenamiento y transporte es mediante refrigeración. En estos casos, al tratarse de cámaras o contenedores necesariamente cerrados, se acumulan concentraciones elevadas de etileno.

La cantidad de etileno generado por la flor cortada así como el impacto del etileno presente en el aire depende de cada variedad de flor.

Los daños que causa el etileno son:

  • Forma anormal de la flor durante la apertura
  • Caída prematura de hojas y pétalos
  •  Pérdida de color
  •  Pérdida de forma
  • Caída prematura de los brotes

 Cualquiera de estos daños afecta gravemente al valor de mercado de la flor hasta causar una pérdida total del producto.

Nuestros Técnicos Especialistas en Poscosecha, con una dilatad experiencia de campo así como numerosas publicaciones científicas, han registrado problemas de daño por etileno en muchas variedades de flores, por ejemplo: claveles, gyposofilia, delphinium, orquídea, phalaenopsis, lirios, cymbidium, alstroemeria, agapanthus,  alstroemeria etc.

En transporte y almacenamiento lo más frecuente es que compartan espacio diferentes variedades de flor cortada. Si por ejemplo, comparte carga una variedad de flor de alta emisión de etileno y otra que emite muy poco, pero muy sensible al etileno, el efecto puede ser catastrófico.

En el caso de las rosas, hay variedades que son sensibles a 20 ppb (partes por billón) de etileno. Los Especialistas en Poscosecha de Bioconservación han estudiado almacenes refrigerados de flor cortada con hasta 2 ppm de etileno, es decir hasta 150.000 veces más que la concentración que puede dañar las flores irreversiblemente

Aumento del riesgo de daño por etileno por los cambios en las prácticas de transporte

Tradicionalmente la flor cortada se ha transportado por vía aérea, con tiempos de transito de entre 2 y 4 días. 

La forma óptima de transportar la flor cortada es en posición vertical y dentro de un recipiente con agua, donde eventualmente se pueden añadir productos químicos que inhiben de alguna forma la acción del etileno.

Esta es una forma de transporte muy costosa, por lo que también de forma creciente se transportan flores cortadas estibadas horizontalmente, por lo que durante el transporte no pueden utilizarse inhibidores químicos.

Adicionalmente, para reducir costes de transporte, se utilizan de forma creciente los contenedores refrigerados, con lo que el total de tiempo de la cadena de distribución llega hasta las dos semanas. Por otra parte, en determinados países, parte del transporte no es refrigerado.

Tecnologías para eliminar el daño por etileno

Según todo lo anterior, está claro que la única estrategia segura para evitar sorpresas desagradables durante el transporte, es asegurar que la flor cortada no está en aire con presencia de etileno.

Existen diferentes tecnologías tradicionales para paliar el daño por etileno:

Productos químicos que  se aplican en disolución acuosa y que inhiben la biosíntesis de etileno: AVG (Aminoethoxyvinylglycine) AOA, Aminooxyacetic acid. No pueden utilizarse adecuadamente  en transporte de flor estibada hotizontalmente.

Productos en forma de gas que inhibe la acción del etileno sobre las flores (1-MCP, 1-metilciclopropano). No tienen un efecto permanente.

Otro producto que inhibe la acción del etileno sobre las flores es el STS (Silver Thiosulfate). Genera residuos con un metal pesado.

Eliminación de etileno por absorcion química

La tecnología más avanzada, más segura y sin impacto ambiental es  la de productos sólidos absorbentes de alta eficiencia que elimina el etileno del aire de forma continuada durante toda la cadena logística. De esta forma, se mantiene el etileno en el aire de contenedores y cámaras frias a niveles prácticamente indetectables.

Las cámaras pueden abrirse para las operaciones diarias de reposición y entrega de flores sin ningún problema, puesto que no se pierde el efecto.

Soluciones de Bioconservacion para proteger la flor cortada de los daños por etileno

Bioconservacion dispone de una variedad de soluciones de tecnología propia y validadas en instituciones líderes en investigación de poscosecha para la eliminación del etileno a niveles indetectables:

  • Productos absorbentes basados en permanganato potásico para eliminar etileno, en forma de pellet cilíndrico, que es la forma que permite la máxima eficacia con mínimo consumo de energía.
  • Diferentes máquinas estandarizadas, a coste muy competitivo para forzar la circulación del aire a través de los filtros químicos y mantener completamente limpia la atmósfera de etileno y de microorganismos y hongos.
  • Pequeños “sachets” de bajo coste que, distrbuidos por toda la carga, constituyen una solución económica y muy segura para eliminar el etileno y proteger la flor cortada.

Una de las grandes ventajas de los absorbentes de Bioconservacion, es que su eficacia no se ve afectada por la alta humedad relativa a diferencia, por ejemplo, de las tecnologías basadas en catalizadores de metales pesados.

En el siguiente gráfico se compara la absorción de etileno con sachets de Bioconservacion con respecto a diferentes competidores que utilizan tecnologías basadas en metales pesados (Technology A, B y C).

En las condiciones de la prueba, en 1 hora, el sachet con permanganato potásico es capaz de reducir el nivel de etileno a concentraciones indetectables.

Las cámaras pueden abrirse para las operaciones diarias de reposición y entrega de flores sin ningún problema, puesto que no se pierde el efecto.Soluciones de Bioconservacion para proteger la flor cortada de los daños por etileno.

 Bioconservacion dispone de una variedad de soluciones de tecnología propia y validadas en instituciones líderes en investigación de poscosecha para la eliminación del etileno a niveles indetectables:

 Productos absorbentes basados en Permanganato Potásico para eliminar etileno, en forma de pellet cilíndrico, que es la forma que permite la máxima eficacia con mínimo consumo de energía.

Diferentes máquinas estandarizadas, a coste muy competitivo para forzar la circulación del aire a través de los filtros químicos y mantener completamente limpia la atmósfera de etileno y de microorganismos y hongos.

Pequeños “sachets” de bajo coste que, distrbuidos por toda la carga, constituyen una solución económica y muy segura para eliminar el etileno y proteger la flor cortada.

Una de las grandes ventajas de los absorbentes de Bioconservacion, es que su eficacia no se ve afectada por la alta humedad relativa a diferencia, por ejemplo, de las tecnologías basadas en catalizadores de metales pesados.

En el siguiente gráfico se compara la absorción de etileno con sachets de Bioconservacion con respecto a diferentes competidores que utilizan tecnologías basadas en metales pesados (Technology A, B y C).

En las condiciones de la prueba, en 1 hora, el sachet con permanganato potásico es capaz de reducir el nivel de etileno a concentraciones indetectables.

Bioconservacion cuenta con una amplia red de partners a nivel nacional e internacional que disponen de técnicos especialistas en poscosecha y que podrán analizar cada situación y recomendar la mejor solución para la eliminación del etileno.