por Bioconservacion Junio 21st, 2016 0 comentarios

 

Eliminación de etileno en cámaras frigoríficas: Ozono vs Permanganato Potásico 

La conservación de frutas y verduras en cámaras frigoríficas es un hecho indispensable en actualidad, aunque el frío por sí solo no resuelve el problema de la conservación.

El etileno es un gas producido de forma natural por los tejidos vegetales donde actúa como hormona vegetal y controla principalmente los procesos de maduración y senescencia. El etileno se acumula en bajas concentraciones en los recintos de conservación de fruta y verdura y reduce así la vida poscosecha de los productos almacenados. Es por ello que su eliminación de estos recintos reduce mermas y pérdidas de calidad de los productos frescos y por consiguiente aporta beneficios económicos.

Para eliminar el etileno, se instalan en las cámaras frigoríficas sistemas que eliminan el etileno del aire por oxidación (con ozono o permanganato potásico), catálisis o combustión.
Para que estas tecnologías sean seguras y eficientes se requiere que cumplan unas características que, en líneas generales, son las siguientes:

  • Capacidad de reducir la concentración de etileno a niveles seguros en condiciones prácticas.
  • No causar daños a los productos frescos.
  • No causar daños al equipo de frío.
  • Seguridad para el personal, el consumidor y el medio ambiente.

Según un artículo publicado por la universidad de California Davis (*), los sistemas de eliminación de etileno que consisten en emitir ozono al aire de las cámaras a concentraciones no peligrosas no sería una forma eficaz para eliminar etileno. Ello se debe a que el tener ozono a bajas concentraciones hace que los encuentros con las moléculas de etileno u otros volátiles sean aleatorios, resultando su eliminación un proceso demasiado lento. Además, según el mismo artículo, el ozono podría causar daños a los tejidos vegetales y al equipo de frío, ya que es altamente corrosivo.

Cuando el ozono no se introduce directamente en la cámara, sino que se fuerza el aire a través de un equipo con una cámara de ozono, los problemas de corrosión y daños a la fruta desaparecen. Sin embargo, el bajo caudal de los equipos que se encuentran en el mercado (muy inferior al volumen de la cámara por hora) dificulta la rápida eliminación de etileno necesaria para mantener la concentración de etileno a niveles seguros.

Por el contrario, los sistemas de Bioconservacion fuerzan el aire a través de un granulado con permanganato potásico (Bi-On) de elevada capacidad de absorción a un caudal igual o superior al volumen de la cámara por hora. Ello permite una rápida eliminación de etileno producido continuamente por la fruta e impide su acumulación a niveles perjudiciales. También cumple con los demás requisitos indicados anteriormente y es un sistema seguro y coste-efectivo para eliminar el etileno.

(*) Trevor V Suslow. Ozone Applications for Post-harvest Disinfection of Edible Horticultural Crops. Extension of Vegetable Crops, University of California, Davis
Article available at: http://anrcatalog.ucdavis.edu/pdf/8133.pdf