por Bioconservacion Noviembre 11th, 2015 0 comentarios
Desulfurización de Biogás en la EDAR de Chania (Grecia)
 
Bioconservacion, de forma conjunta con la ingeniería griega DIMTECH, está llevando a cabo un proyecto  de desulfurización de biogás que pretende impulsar el aprovechamiento energético de la digestión de lodos en la EDAR de Chania,  planta de tratamiento de aguas residuales en una zona semi-árida de la isla de Creta, ubicada cerca de zonas residenciales.

La puesta en marcha de esta instalación se realizará próximamente y en ella se empleará la media filtrante Bi-On Fe como material activo para el equipo principal de desulfurización de biogás.
Para la desulfurización del biogás, los responsables de la EDAR de Chania llevaron a cabo un screening de las diferentes alternativas disponibles en el mercado y finalmente contactaron con Bioconservacion. Los buenos resultados obtenidos en otras instalaciones similares en países como Portugal o Inglaterra con el BiOn-Fe, decantó a los responsables de la EDAR por esta media filtrante


Muchas son las ventajas que supone trabajar con Bi-On Fe tanto a nivel técnico como económico, podemos destacar las siguientes:
  • Alta capacidad de adsor­ción de H2S: 45% en peso (en 10 ciclos).
  • Baja pérdida de carga en el equipo debido a su formato peletizado frente a otras medias como las limaduras de hierro o materiales granulares.
  • No requiere un nivel mínimo de O2 .
  • Cantidades moderadas de compuestos orgánicos volátiles y CO2 no afectan al óptimo funcionamiento del producto.
  • Fácil regeneración con aire ambiente.
De este modo, Bioconservacion/DIMTECH hicieron una propuesta de un sistema de tratamiento de biogás mediante dos líneas en paralelo con dos reactores en fibra de vidrio con capacidad para 4500 Kg de Bi-On Fe.  Esta configuración permite la purificación de biogás sin necesidad de  interrumpir el proceso en ningún momento, consiguiendo el máximo aprovechamiento energético posible. 


Con el fin de garantizar los resultados,  se va a realizar  un seguimiento exhaustivo de los resultados del sistema de purificación durante los primeros 5 ciclos de operación. Pasados 6 meses, se realizará una comprobación in-situ de la eficacia del tratamiento y una evaluación global del proceso y su optimización en caso de que sea preciso.

Una estrecha colaboración entre todas las empresas partícipes hace posible el intercambio de información y un seguimiento exhaustivo de resultados, asegurado así un excelente asesoramiento y una ágil resolución de incidencias en el caso de producirse.