por Bioconservacion Septiembre 11th, 2015 0 comentarios
Corrosión en contenedores de perecederos

La presencia de gases corrosivos en el interior de contenedores destinados al transporte de perecederos, puede rápidamente generar reacciones químicas en los metales produciendo corrosión incluso en concentraciones muy bajas (ppm).
 
Los principales gases corrosivos son gases ácidos, que podríamos distinguir entre compuestos sulfurosos (sulfhídrico H2S,  dióxido de azufre SO2 o mercaptanos) y cloro y derivados , y gases cáusticos como el amoniaco y derivados
 
No es difícil encontrar este tipo de gases en el interior de los contenedores de transporte de alimentos perecederos, ya sean frutas, verduras, carnes o pescados.
 
En el transporte de algunas frutas, principalmente uva de mesa, es frecuente el uso de meta-bisulfito para prevenir pudriciones durante el transporte y posterior almacenamiento, que genera SO2   en el interior del contenedor, componente muy corrosivo y cuya actividad se incrementa cuando la humedad relativa aumenta.
 
En transporte de carnes y pescado  refrigerado o congelado es más habitual encontrar sulfhídrico H2S, mercaptanos y amonio (en el caso de pescado).
 
Operaciones de blanqueo, vapores de refrigeración y productos de limpieza  son fuentes de generación de Cloro y derivados,  como el óxido de cloro, clorhídrico, etc.

Pequeñas concentraciones de estos gases corrosivos causan corrosióntanto en el propio contenedor como en el equipamiento del mismo, lo que conlleva unos altos costes de mantenimiento y una reducción considerable de la vida útil del contenedor.
Tomar conciencia del problema e  implantar sistemas de eliminación de los gases corrosivos presentes en  el ambiente resulta ser una necesidad  para conseguir mejores resultados.

El primer paso es hacer un diagnóstico de la situación, Bioconservacion dispone de un laboratorio completamente equipado para la caracterización de los gases corrosivos presentes en el ambiente a través de los cupones de corrosión.
La técnica consiste en la exposición de cupones de cobre y plata en el entorno de interés, para un posterior análisis en laboratorio una vez concluido el periodo de exposición (normalmente 30 días)
  
Una vez determinados los gases corrosivos presentes en el ambiente, hay que seleccionar la media filtrante más apropiada para la eliminación de los mismos.
Bioconservacion dispone de un gran espectro de medias filtrantes, desarrolladas específicamente para los diferentes gases corrosivos. 
 
El modo de aplicación propuesto por Bioconservacion es muy sencillo y no es necesaria ninguna inversión de infraestructura o equipamiento especial, tan solo hay que colocar los filtros con la media seleccionada dentro del contenedor.
 
Cabe resaltar que al no entrar en contacto con los alimentos, son soluciones completamente inocuas, no alteran ninguna de las propiedades organolépticas del producto perecedero transportado, incluso son soluciones aprobadas para su aplicación en producto orgánico.