por Bioconservacion Julio 21st, 2016 0 comentarios

 

Un estudio científico realizado en Australia por el prestigioso catedrático en poscosecha Dr. R.B.H Wills concluye que la mayoría de los productos frescos no-climatéricos se mantienen durante la cadena de distribución en atmósferas con un nivel de etileno que provoca pérdidas de entre el 10 y 30% de su vida potencial en poscosecha.

Durante el estudio se realizaron más de 700 medidas del nivel de etileno en cámaras de conservación de frutas y verduras de mercados mayoristas, centros de distribución, tiendas de supermercados y frigoríficos domésticos por un periodo de 3 años. Las cifras se evaluaron utilizando una escala de calificación desarrollada a partir de bibliografía previamente publicada en fruta no climatérica. 

Los autores del estudio extrajeron las siguientes conclusiones sobre la importancia de un buen control de etileno en toda la cadena de distribución

  • Los niveles de etileno presentes en mercados mayoristas causan una reducción moderada de la vida en poscosecha mientras que los niveles hallados en los centros de distribución causan reducciones moderadas-altas. Las tiendas de supermercados ofrecen el nivel de etileno más benigno, con niveles bajo-medios. Las neveras domésticas pueden contener niveles de etileno más desfavorables, especialmente si hay manzanas.
  • Aunque los productos frescos pueden pasar solamente una pequeña parte de su vida de poscosecha en cada uno de estos ambientes, los efectos producidos por la presencia de etileno son acumulativos. El hecho de permanecer en ambientes con niveles de etileno moderado durante las distintas etapas de la cadena de distribución puede llegar a suponer un acortamiento en la vida útil en manos del consumidor.
  • La industria debe minimizar el impacto del etileno en los productos frescos en todas las etapas de la cadena de distribución. Un buen control de etileno a lo largo de toda la cadena aumentará la vida comercializable de frutas y verduras, generando mayor confianza por parte del consumidor que se traducirá en un aumento del volumen de ventas y precios
  • Facilitar información sobre la forma correcta de almacenamiento de productos es una gran oportunidad para evitar desperdicios.

Referencia:

Wills, R.B.H., Warton M.A., Ku, V.V.V, Shohet (2000). Ethylene levels associated with fruit and vegetables during marketing. Australian Journal of Experimental Agriculture, 465-470