por Bioconservacion Marzo 27th, 2015 0 comentarios

GASES CORROSIVOS: Pequeñas concentraciones, grandes consecuencias 

La norma EU 2002/95/EC, o RoHS ( Restriction of the use certain Hazardous Substance in electric and electronic equipment) implantada en julio del 2006, restringe el uso de sustancias peligrosas en la producción de equipamiento eléctrico u/o electrónico. 

Uno de los materiales prohibidos es el  Plomo (Pb), material utilizado como soldadura en placas de circuitos y componentes en discos duros, servidores, etc.

Para conseguir equipamiento libre de Plomo, el Pb ha sido substituido por materiales mucho más sensibles a los agentes corrosivos del aire, en consecuencia, la vigilancia de la calidad del aire en data centers es un factor clave para evitar fallos en las infraestructuras.

De acuerdo con la norma ISA 71.04.1985 (Environmental Conditions for  Process Measurement and Control System: Airborne Contaminants), hay un método cuantitativo muy sencillo para determinar la corrosividad del aire en data centers: los cupones de corrosión (cobre y plata),  los cuales, tras un periodo de exposición y un posterior análisis,  permiten una caracterización de la corrosividad del ambiente, según la siguiente clasificación:

Atendiendo a esta inquietud creciente del mercado para preservar la calidad del aire en  data centers, BIOCONSERVACION ofrece la solución integral y adecuada en cada caso.

BIOCONSERVACION dispone de un laboratorio propio dónde analiza los cupones de corrosión para la caracterización del ambiente.

Posteriormente, y para garantizar una solución eficiente, el departamento técnico evalúa otros factores de la sala: sellado de la sala, tráfico de entrada y salida de personal, generación de contaminantes en el interior de la sala, temperatura, humedad, etc..

Finalmente, teniendo en cuenta todos los parámetros,  BIOCONSERVACION recomienda la mejor solución de filtración de aire, bien con sistemas de presurización o con sistemas conjuntos de presurización y recirculación de aire.