La tecnología de Bioconservacion  aplicada a frigoríficos de uso doméstico consigue alargar la vida útil de frutas y verduras, suponiendo beneficios tanto al consumidor como a los fabricantes de frigoríficos.

Las frutas y verduras producen de forma natural etileno en su proceso de maduración, gas que a su vez acelera su propia maduración, razón por la cual sistemas que eliminan etileno, VOC's y esporas fúngicas del ambiente son especialmente beneficiosos alargando la vida útil de los mismos hasta un 25 %.

El hecho de alargar la vida de productos frescos  durante toda la cadena de distribución tiene un gran impacto  a nivel mundial, se estima que un 30-50 % ( aprox. 1-2.2 billones de Toneladas) de los alimentos frescos producidos son  lanzados directamente a la basura por no conservar las condiciones de calidad mínimas para su consumo.

El último eslabón de esta cadena es el propio consumo humano, Bioconservacion dispone de soluciones para eliminar etileno en frigoríficos domésticos, adaptando las medias de satchets y holders a los requisitos de los fabricantes de frigoríficos:

  • Sachets ETHYLSTOPPER sin holder 
  • Sachets ETHYLSTOPPER con holder 

Estos sistemas suponen  grandes beneficios para el consumidor:

  • Reducción de desperdicio , gracias al retardo del proceso de maduración 
  • Reducción de pérdida de agua, conservando la apariencia, textura y valores nutricionales por más tiempo  
  • Reducción de malos olores 
  • Reducción del gasto en la cesta de la compra 
  • Método ecológico de conservación de frutas y verduras 

Evidentemente estos beneficios  se traducen en ventajas competitivas para los  fabricantes de frigoríficos:

  • Aumentando el valor de la marca
  • Aumentando la satisfacción de sus clientes al ofrecerles  una tecnología que supone beneficios cuantitativos
  • Incorporando soluciones ecológicas y respetuosas con el medio ambiente