La gama DS está diseñada para tratar de manera continua flujos de hasta 1.500 m3/h.

Los sistemas DS están preparadas para eliminar de una forma muy eficaz una gran variedad de contaminantes tales como: Ácido Sulfhídrico, Mercaptanos, Compuestos Orgánicos Volátiles (VOC´s) y otros gases molestos. Una de las aplicaciones más importante es el tratamiento de gases en estaciones depuradoras de aguas residuales

En los sistemas DS se incorporan tres tipos distintos de granulados: Bi-On KOH, Bi-On+ y Bi-On AC. Todos ellos tienen funciones específicas dedicadas a obtener la más alta eficacia y duración en servicio. Estos granulados pueden cambiarse en función de los gases que estén presentes según las necesidades.

Una de las ventajas que tiene el sistema es el cambio de color del granulado conforme se va agotando su vida útil. Motivo por el cual es muy sencillo valorar cual es el momento óptimo para su reposición. 

Otra de las ventajas de estos equipos es el ahorro energético, debido a que esta concebido para extraer y tratar los gases de forma localizada, sin la necesidad de utilizar grandes canalizaciones para transportar los gases hasta el equipo de desodorización, ni la necesidad de grandes motores que en muchos casos llegan a gastar hasta un 60% de su potencia en desplazar el aire desde el lugar de origen al lugar de tratamiento.

El cambio de color del granulado, junto con los grupos descentralizados de bidones, hace que podamos saber de manera muy precisa lo que esta ocurriendo en cada punto de nuestra línea de purificación de aire, convirtiéndolo en un sistema fácil de administrar y de una gran flexibilidad. Se tiene información individual de cada punto en el que tratamos los gases, con lo que podemos controlar los enclaves más contaminantes y tomar las acciones correctoras correspondientes para disminuir el consumo de granulado.

El sistema DS  está disponible en varias versiones, dimensionadas para  diferentes caudales de aire