El servicio de evaluación del Nivel de Corrosividad en el aire permite establecer el grado de corrosividad de la atmósfera en espacios cerrados como por ejemplo salas de control en plantas de proceso, salas blancas dedicadas  a producción electrónica. También pueden utilizarse para evaluar la corrosividad del aire en equipos de proceso como compresores y bombas roots gracias a cupones de corrosión.

Los ensayos y la clasificación posterior se realizan siguiendo las normas internacionales aceptadas:

  • ASTM B 825-02 ‘Standard Test Method for Coulometric Reduction of surface Films of Metallic Samples’
  • ISA-S71.04-2013’Environmental Conditions for Process Measurement and Control Systems: Airborne Contaminants’

 El ensayo consiste en instalar en la zona evaluar dos tiras metálicas denominadas “cupones”, una de cobre y otra de plata. Los cupones permanecen 30 días en la zona a evaluar tras los cuales se remiten al laboratorio de Bioconservación para su análisis.

El resultado permite:       

  • Conocer el nivel real de corrosividad de la atmósfera estudiada.
  • Conocer cuáles son los principales compuestos que causan la corrosión y sus niveles aproximados de concentración.
  • El ensayo tiene en cuenta todos los factores que influye en la corrosión como temperatura, nivel de humedad, compuestos presentes y posibles sinergias entre ellos.
  • Puesto que los cupones permanecen 30 días, el resultado toma en cuanta la fluctuación de concentraciones.
  • El ensayo de cupones  es la estrategia de evaluación de corrosividad correcta, puesto que valora todos los aspectos que influyen en la corrosión.
  • Es un ensayo considerablemente más útil , simple y económico que el análisis de los compuestos corrosivos presentes en la atmósfera. 

Una vez con los resultados disponibles es posible recomendar la solución de filtración más adecuada.