La calidad del aire es un parámetro a tener en cuenta en el interior de edificios para asegurar la salud  y el confort de los ocupantes.

La Calidad del aire interior puede ser afectada por gases, (incluyendo monóxido de carbono, radón, compuestos orgánicos volátiles), partículas, microbios contaminantes (moho, bacterias) o cualquier material o factor que pueda inducir a condiciones adversas para la salud.

Las principales estrategias de control calidad son la filtración y el uso de ventilación para diluir los contaminantes. Estos son los métodos principales para mejorar la calidad del aire interior en la mayoría de los edificios.

Para las partículas y microbios, se utilizan diferentes tipos de filtros de partículas.

Para los gases, la filtración por vía seca con granulados de Bioconservacion, es la mejor solución, que tiene las siguientes ventajas:

  • Altas eficiencias para concentraciones muy bajas.
  • Para cada contaminante hay un granulado que lo elimina.
  • Granulado en módulos que mejoran pérdida de carga y facilitan cambio granulado.
  • Equipos compactos y sencillos.

Bioconservacion dispone de una amplia gama de soluciones para asegurar la calidad del aire en el interio de edificios: