El biogás generado industrialmente es una fuente de energía que se produce a partir de diferentes tipos de materias orgánicas mediante la fermentación anaeróbica de las mismas. Este proceso, también conocido como digestión anaerobia es llevado a cabo por un consorcio microbiano bajo unas condiciones determinadas.

El gas resultante está formado por metano (CH4), dióxido de carbono (CO2), y trazas de otros gases entre ellos el sulfuro de hidrógeno (H2S).

En el proceso de fermentación anaeróbica también se genera un digestato rico en nutrientes (N, P, K, Ca, etc.) y materia orgánica, con un menor índice de olores y cuyo destino fundamental es el uso agrícola como abono órgano mineral de los cultivos.

 El biogás se utiliza como combustible de origen renovable alternativo a la actual dependencia de los combustibles fósiles como el gas natural, el petróleo y el carbón.

Bioconservacion ha adquirido durante los últimos años una amplia experiencia en la desulfuración de biogás y tiene a disposición una de las mayores gamas de materiales adsorbentes del mercado.

La amplia casuística existente en las diferentes instalaciones de biogás (vertederos, digestores, etc.) llevó a Bioconservacion a diseñar una serie de materiales determinados que se adecuaran a cada uno de los distintos escenarios. De este modo, en base a las especificaciones de cada instalación nuestro equipo de ingenieros calculará el sistema más eficiente, basado en el tiempo de residencia, la concentración de contaminantes como el sulfuro de hidrógeno (H2S), compuestos volátiles orgánicos (COVs) o siloxanos, entre otros.

Nuestra gama de productos permitirá reducir la concentración de los productos corrosivos, proporcionando un gas más limpio y menos corrosivo para su posterior combustión en los motores de cogeneración: